Gigantes son líderes

Por Martín Ruiz Borge / lbpn.com.ni

(03-01-18).- Cuando parecía que el Bóer escapaba a las dificultades al empatar el juego a 6 carreras en el séptimo inning y que podría producir un resultado extraordinario, salió a relucir su mayor problema: el bullpen. Y los Gigantes, aprovechándose de un error del relevista José E. Villegas, anotaron cinco carreras en el inicio del octavo inning, para imponerse categóricamente 13×7 al Bóer, para afianzarse en el liderato del XIII Campeonato de la LBPN 2017-2018.

Los Gigantes cumplieron su calendario de temporada regular con balance 23-19, sacándole medio juego de ventaja a los Tigres de Chinandega, que este jueves se enfrenarán al Bóer, en desafío de reprogramación. Dado que el Bóer es tercer lugar, su motivación es distinta a la del inicio de la programación de hoy, en que tenían la posibilidad de hasta forzar triple empate en primer lugar. Eso hace que los Tigres luzcan favoritos para este encuentro.

El Bóer dominó el primer tercio de juego, que lo estuvo ganando 3×1. Anotaron una carrera en el primer inning por dobles de Maikel Cáseres y Deyner Moreira, y después que los Gigantes empataron por jonrón solitario de Omar Obregón en el tercero, la tribu respondió de inmediato con dos carreras. Darwin Sevilla bateó hit, se robó segunda base, avanzó a tercera por wild pitch y anotó por hit de Cáseres. Moreira, que quedó safe en jugada de escogencia, anotó impulsado por hit de Jilton Calderón.

Los Gigantes empataron el juego a 3 en el inicio del quinto, por hit de Darrel Campbell, triple productor de Elmer Reyes y fly de sacrificio de Denis Phipps, en inning en que explotó Rodney Rodríguez. Relevó Carlos Pérez y fue un fracaso defensivo en el quinto inning.

La Tribu retomó la delantera en el quinto inning por infield hit de Darwin Sevilla y doble empujador de Moreira, que explotó a José Rosario. Relevó Nelson Payano, que a la postre fue el pitcher ganador.

Los sureños anotaron tres carreras en el sexto inning, por fallas defensivas de Carlos Pérez en dos sacrificios. Obregón recibió base. Vladimir Frías y Campbell tocaron bola y Pérez tiró mal a las bases, entregando la anotación de Obregón. Relevó Juan Bermúdez, llenó las bases con boleto a Elmer Reyes, ponchó a Denis Phipps, pero William Vásquez le bateó hit para impulsar dos carreras. Gigantes ganaban 6×4.

En la séptima entrada el Bóer empató a 6. Moreira recibió base y después que Javier Robles entregó el segundo out ponchándose por tercera vez en el juego, Jilton Calderón bateó hit y Lerys Aguilera remolcó con hit al bosque central, y por error de Ramón Flores en fildeo, anotó Brandon Leytón, que corrió por Jilton.

Pero la fiesta no duró mucho. En la apertura del octavo, las vacilaciones hundieron al Bóer. Los Gigantes anotaron 5 carreras y los sacaron de juego.

El relevista Angel Obando regaló boletos a Reyes y Phipps. Relevó José Villegas. Vásquez tocó para sacrificarse. Fildeó Villegas y aunque Janior Montes le señalaba sacar el out en la inicial, Villegas estaba enfocado en la antesala, y cuando iba a tirar se le safó la pelota, quedando las bases llenas. Moisés Flores dio la ventaja con fly de sacrificio al left. Acto seguido, Luis Alen bateó al short, una rola propia para doble play, pero Sevilla perdió el control de la pelota y sólo sacó un out. Ahí terminaría la bateada de los Gigantes, que ganaban por la mínima. Pero le abrió puertas a los sureños para hits impulsadores de Ramón Flores y Obregón, golpe a Frías y hit de Campbell productor de dos.

En el noveno los Gigantes anotaron dos veces más por golpe a Moisés Flores, sencillo de Alen y triple de dos carreras de Ramón Flores. El Bóer sólo pudo anotar una en el noveno, por golpe a Moreira, wild pitch y doble de Brandon Leytón.

Ganó Nelson Payano, que en 4 innings permitió 3 carreras, dos limpias. Perdió Angel Obando. Gigantes conectó 16 hits, dejó a 24 en las bases. Bóer bateó 12 hits.