Rugen los Tigres

Por Martín Ruiz Borge / lbpn.com.ni

(15-01-18).- Jonrones de Osman Marval, Jamar Walton y Ofilio Castro y excelentes jugadas defensivas, fueron el sobrado estímulo para que Raúl Ruiz caminara toda la ruta y se agenciara la victoria 6×1 de los Tigres de Chinandega sobre los Gigantes de Rivas.

Fue la segunda victoria de los Tigres en la Serie Final del XIII Campeonato de la LNBP, en un arranque similar a la Final de la XII edición. Entonces, los Tigres iniciaron la serie con triunfos 9×6 y 6×5, y terminaron coronándose en cinco juegos.

A diferencia del juego dominical, los Tigres mostraron mayor ferocidad ofensiva, especialmente con sus batazos de largo alcance y una alta producción. Su pitcheo otra vez fue dominante, con Ruiz reaccionando con poder a un difícil despegue en los dos primeros innings.

Le abrieron el juego con infield hit de Vladimir Frías, y tras out de Campbell al bosque derecho, Elmer Reyes disparó sencillo al derecho y Frías se largó a la antesala. Reyes no calculó la dirección del tiro de los jardines e inocentemente fue atrapado entre las bases, frustrando el ataque. Seguidamente, Norlando Valle evitó un extrabase y segura anotación, al atrapar contra la cerca del bosque central, la pelota conectada por Denis Phipps.

En la segunda entrada, después de un out, Juan Carlos Torres conectó hit al bosque izquierdo, avanzó en rola de Moisés Flores a la inicial y anotó por hit de Ramón Flores al bosque derecho.

Gran dominio

A partir de ese momento, Ruiz anuló la ofensiva de los Gigantes. Sencillos de Frías y Vásquez iniciando el ataque de los innings 3 y 4, más doble de Flores en el octavo, fue lo único que hicieron los visitantes en el resto del juego. Entre el cuarto y séptimo innings, once peloteros fueron retirados en forma sucesiva.

En esa gestión influyó el accionar defensivo de los Tigres, y uno de los que estuvo muy activo fue Yosmany Guerra, quien en el octavo, prácticamente “voló” a su derecha para atrapar la línea conectada por Frías y concretó doble play en segunda, donde estuvo Ramón Flores. Se pidió la repetición de la jugada por TV, y se ratificó la doble jugada.

Por su parte, Manauris Báez, que terminó invicto en la temporada regular y el playoff, no pudo acomodarse en el montículo y fue conectado con facilidad. Admitió 7 hits, dos jonrones, 4 carreras limpias, cedió 4 bases por bolas y cargó con la derrota en 4.1 innings laborados. Para colmo, no encontró respaldo defensivo, y las vacilaciones fueron costosas.

Por cuarta vez en Finales, los Tigres batean tres jonrones en un juego. Marval lo hizo en el segundo inning para empatar el juego. Y en esa entrada los Tigres tomaron la delantera. Curt Smith recibió boleto, Jesús López conectó doble y Leonardo Ortiz se acreditó infield hit y carrera empujada cuando su batazo de bote alto fue fildeado por el inicialista Vásquez, pero ni Báez ni Omar Obregón asistieron a la inicial para buscar el out.

Al remate

En el tercer inning Báez se descontroló y soportó una carrera. Ofilio Castro le conectó sencillo, se llenaron las bases por pasaportes a Walton y Marval, para que Curt Smith remolcara con fly de sacrificio al bosque derecho.

Jamar Walton abrió el quinto inning con jonrón al bosque derecho, poniendo la pizarra 4×1. En ese episodio, Vásquez cometió error en fildeo, en lo que pudo ser un doble play llegado desde el bosque derecho.

Róger Marín relevó a Báez en el cierre del quinto episodio, y le correspondió soportar dos carreras en el sexto inning, una por jonrón de Ofilio Castro de línea por el jardín izquierdo, y otra por triple de Walton, combinado con error de Obregón en tiro a la antesala.

José E. Villeagas y Armando Montenegro tiraron un inning cada uno sin anotaciones, pero la causa estaba perdida. Los Gigantes no pudieron contra Ruiz.

El tercer juego de la Serie Final se realizará este miércoles en Rivas.