loader image

Lo Último

A punto de iniciar la 15ta edición de la Liga de Beisbol Profesional Nacional, es justo realizar un “paseo” a lo largo de esta pelota de invierno, en que se han mostrado muchos excelentes peloteros.

Primera Temporada, 2004 – 2005

Aunque se había programado para el viernes 15 de octubre del 2004, la fecha del retorno del beisbol profesional al país, la lluvia obligó a que se jugara hasta el sábado 16, y el único juego celebrado lo ganó el San Fernando 14×2 sobre el Bóer en el antiguo Estadio Nacional.

Julio César Raudez fue el ganador, Cairo Murillo perdió. Los primeros jonrones los conectaron Marlon Abea y Mario Holmann del San Fernando. En el Campeonato, Raudez impuso récord de victorias en la temporada, con 10, y fue líder en efectividad.

Los otros competidores, León y Tigres de Chinandega, debutaron hasta el domingo 17, y estos fueron los finalistas.

Esa primera edición, en que cada equipo realizó 48 juegos, la ganó el León en siete juegos sobre los Tigres de Chinandega. En la Serie Final, el panameño Lenín Picota, del Chinandega, lanzó juego sin hit ni carrera, imponiéndose 4×0 el 23 de enero del 2005.

El manager campeón fue el leonés Noel Areas Balmaceda.

Vicente Padilla, del Chinandega, se convirtió en el primer pelotero grandes ligas nicaragüense activo que compitió en el Campeonato.

El chinandegano Adolfo Matamoros fue el campeón de bateo, con promedio de .378 y fue declarado el pelotero Más Valioso del evento, que fue dedicado a Sucre Frech Frech. El cubano Miguel Pérez, del equipo León, ponchó a 99 rivales, cifra que persiste como récord.

Segunda Temporada, 2005-2006

Con mayor participación extranjera, los Tigres de Chinandega, conducidos por el cubano Jorge Fuentes, conquistaron el banderín en seis jugos ante el San Fernando. Los chinandeganos pusieron fin a un ayuno de 32 años sin ganar un título superior en el país.

Se aumentó a 52 el número de juegos en el calendario, y ahí brillaron plenamente los cubanos Michel Abreu y Bárbaro Cañizares, del Bóer, que impactaron con sus batazos, igualmente los dominicanos Ambriorix Concepción y Wilson Batista, fueron fundamentales en la coronación chinandegana.,

Abreu impuso récord de jonrones con 14, Canizares fue campeón de bateo con .352, Batista fue líder en impulsadas y por competir en los principales lideratos ofensivos, le fue otorgado el título de Más Valioso.

Ambriorix Concepción fue el Más Valioso en la Serie Final de los Tigres contra el San Fernando.

Julio César Raudez, pasó al Chinandega, y otra vez ganó diez juegos en una temporada. Aristides Sevilla, del León, fue el más efectivo, con 1.34. Devern Hansack, del León, quien alcanzó las Grandes Ligas con los Medias Rojas de Boston, fue el máximo ponchador, con 89.

El Campeonato fue dedicado a Duncan Campbell, quien fue uno de los peloteros nicaragüenses que más destacaron en la Liga Profesional de los años 50 y 60.

Tercera Temporada 2006-2007

Por primera vez en Campeonatos de Primera División o Profesional de Nicaragua, un equipo se corona por “barrida” ante su adversario. El Bóer le ganó 4-0 la serie al León, irónicamente dirigido por Noel Areas, quien se convirtió en el primer manager que gana dos títulos en la Profesional actual.

Entre los peloteros, la figura estelar fue el estadounidense Clyde Williams, quien ganó los lideratos de jonrones (13) y de jonrones, con 40, que le merecieron la nominación de Más Valioso, título que compartió con el nicaragüense Justo Rivas, campeón de bateo, con .377 y produjo 38 carreras.

Aristides Sevilla fue el máximo ganador (8), y junto con él, varios peloteros se colocaron en la vitrina de talentos y posteriormente llegaron a Grandes Ligas, como Rogearvin Bernadina, líder en bases robadas, los lanzadores Willie Lebrón, Luis Perdomo, y el nica Everth Cabrera.

El evento fue dedicado a William Ramírez, un brillante activista de deportes, en especial en Masaya.