loader image

Lo Último

(17-01-2021).- Isaac Benard, al batear cinco hits, remolcar tres carreras y anotar dos, se convirtió en la figura principal del ataque de los Gigantes de Rivas, que esta tarde derrotaron 11×7 a los Tigres de Chinandega, para situarse frente al banderín del XVI Campeonato de la LBPN.

Gigantes, que en el arranque de la Serie Final había conseguido empatarla al ganar en su terreno, obtuvo su primera victoria como visitante, cobrando éste un gran valor, ya que se adelanta 3-2 y podría rematar este martes en Rivas.

Hoy fue una jornada espectacular para el patrullero central de los Gigantes, quien estuvo seis veces en las bases, ya que también recibió una base por bolas. Es el segundo pelotero que batea de 5-5 en una Serie Final. El primero fue Wuillians Vásquez, en el 2013 cuando jugaba con los Tigres.

Los artilleros sureños hicieron permeable el pitcheo del dominicano Alexander Santana, quien en su anterior apertura los redujo a un hit y retiró a los últimos 17 que enfrentó. Hoy fue lo contrario, no pudo dominar a los primeros cinco bateadores, que le batearon cinco hits y golpeó a uno para permitirles tres carreras… y lo explotaron en el segundo episodio con otras tres, enviándolo a las regaderas Chris Roberson con jonrón.

Santana fue descifrado con facilidad. Benard le conectó línea al jardín derecho al tercer ofrecimiento, Roberson introdujo la pelota al izquierdo, igual que Vásquez para llenar las bases. Cheslor Cuthbert fue golpeado y se abrió el marcador. Lo amplió Alexander Valdez con línea que rebotó en la raya del jardín izquierdo, para apuntarse doble a banda contraria. Santana perdía 3×0 sin sacar out. Héctor Gómez hizo una buena atrapada sobre línea de Luis Alen y le dio respiro, más cuando Elmer Reyes elevó al short y Dennis Phipps se ponchó.

El brioso patrullero Ismael Munguía recibió a Leonardo Crawford con sencillo, pero el cuadro defendió al zurdo con un doble play sobre batazo de Jesús López.

Los Gigantes siguieron su ataque a Santana en el segundo episodio. Gustavo Pierre bateó sencillo al izquierdo, Benard lo remolcó con doble al bosque central y Roberson lo explotó con jonrón por la banda derecha. Relevó Reinier Valdez y Wuillians Vásquez lo recibió con jonrón por la misma zona, un “back to back” que puso la pizarra 7×0.

Reinier Valdez le dio base a Cheslor y en su ansiedad por encontrar la zona de strike, hizo lanzamientos cercanos al cuerpo del bateador Alexander Valdez, quien reclamó fuerte y se vaciaron los dogouts. Hubo amonestaciones a los managers y dos peloteros. Alexander fue dominado en elevado al izquierdo y Luis Alen estrelló la pelota en la barda del jardín izquierdo para remolcar a Cheslor, quien corría en segunda base por wild pitch.

Con la pizarra 8×0, Crawford trabajó con relativa comodidad, y superó dificultades, como en el segundo inning, en que soportó doble de Jilton Calderón y le dio base a Junior Paumier. Sin embargo, ponchó a los dos siguientes rivales, Novoa y Loáisiga.

Dos jonrones de Flores

Quien estaba más atento a las pitcheadas de Crawford fue Ramón Flores, quien le conectó dos jonrones. El primero fue iniciando el tercer inning, cuando levantó un envío afuera y con mucho poder envió la pelota lejos del bosque izquierdo. Aparentemente el batazo desconcertó un poco a Crawford, quien cometió dos balks cuando enfrentaba a Jilton, y Jesús López estaba en las bases. El otro jonrón Flores lo bateó en el quinto inning. Vio pasar los dos primeros strikes, y el tercer envío fue ligeramente alto, pero al alcance del bate de Flores, que bateó jonrón al izquierdo. La pizarra estaba 8×2.

Para ese momento, los relevistas felinos tenían silenciados a los sureños. Benard bateó su tercer hit en el tercer episodio y en los tres siguientes innings nadie dio hit, solo recibían cuatro bases por bolas y crecía la preocupación cuando los Tigres marcaron dos en el sexto inning.

Después de un out, Crawford se descontroló. Le dio base a Omar Mendoza, aceptó sencillo de Paumier y le dio base al emergente Alvaro Rubí. Relevó Fidencio Flores y tuvo mal arranque. Golpeó al emergente Ramón Marcelino, que produjo carrera y cometió un wild pitch, para que anotara Poumier. Ponchó a Ramón Flores y dominó a Munguía en rodado al receptor. La pizarra se movió a 8×4.

El relevista Juan Jaime apareció en el séptimo inning, y después de dominar a Elmer Reyes hizo ocho lanzamientos malos, para darle boletos a Phipps y Pierre. Abrió con dos envíos malos ante Benard, que conectó hit el jardín izquierdo, para impulsar dos carreras y devolver la sonrisa al equipo, que ganaba 10×4.

En el noveno, los Gigantes anotó por sencillo de Phipps combinado con error de Norlando Valle, el quinto hit de Benard y fly de sacrificio de Roberson, que completó tres remolques en el partido.

Los Tigres atacaron por última vez en el noveno inning y aunque explotaron al estelar Norman St.Clair con tres carreras, no fue suficiente para evitar el revés. Carlos Teller sacó el primer out y St.Clair llevaba la misión de rematar. Pero se complicó. Le dio base a Jesús López, soportó hit de Héctor Gómez. Dominó a Jilton en rola a la inicial, pero el emergente Edgard Figueroa le conectó doble productor de dos carreras y sencillo de Paumier que lo explotó, además de golpear por segunda vez al árbitro Máximo Masís, al tirar el bate con el swing.

Elvin García relevó para enfrentar al emergente Edgard Montiel, quien al primer lanzamiento conectó elevado al bosque central, donde atrapó Benard.

Ganó Leonardo Crawford, perdió Alexander Santana. Gigantes bateó 15 hits, Benard de 5-5, 3 remolques, jonrones de Chris Roberson y Wuillians Vásquez. Por Tigres, 9 hits, dos jonrones de Ramón Flores.