loader image

Lo Último

La Selección Nacional de beisbol de Nicaragua viajó este martes rumbo a Tucson, Arizona, en donde los espera dos durísimos torneos internacionales en busca de clasificar al Clásico Mundial de Beisbol y los Juegos Olímpicos.

En al menos uno de ellos hay muchas esperanzas de conseguir la clasificación y es el primero: el Torneo Preolímpico. Cheslor Cuthbert, quien está repartiendo palo con los Medias Blancas de Chicago en el spring training, y Leonardo Crawford, quien está en Doble A con los Dodgers de Los Ángeles, asoman como las piezas claves de Nicaragua en el primer encuentro, que será el sábado a las 1:30 de la tarde, probablemente ante Brasil, pues Nicaragua enfrentará al ganador del partido del viernes entre Brasil y Pakistán, y en los sudamericanos son claramente favoritos.

Es más, Brasil es el rival más fuerte que podría tener Nicaragua en su grupo, en el cual también aparecen Alemania, Francia, Sudáfrica y Pakistán. Los nicas necesitan ganar sus dos primeros partidos y automáticamente clasifican al Clásico Mundial, algo que se conseguiría por primera vez en la historia.

Crawford fue anunciado para abrir este partido y Cheslor está confirmado en la alineación. El mánager de Nicaragua, Marvin Benard, habló directamente con el mánager de los Medias Blancas de Chicago, Rick Renteria, para conseguir el permiso del costeño, quien el sábado jugará con Nicaragua, pero los días previos y siguientes continuará con Chicago. Es más, Benard dejó entrever que si la Selección pierde el primer día, es posible que Cheslor no siga en el torneo.

Tanto Crawford como Cheslor son los dos jugadores de mayor jerarquía en el equipo pinolero y en el mismo primer juego serán determinantes en el futuro de Nicaragua.