loader image

Lo Último

Los Gigantes de Rivas, el equipo construido para arrollar a todos y que saltaba como clara favorito a la corona desde el primer día de la competencia, apareció justo en el momento preciso: la Serie Final de la Liga de Beisbol Profesional, al vencer por paliza de 16-3 a los Tigres de Chinandega, para saltar al trono por primera vez desde 2016.

Los Gigantes superaron a los Tigres en seis partidos, el último de ellos de una sola cara, para por primera vez celebrar una coronación en casa, el estadio Yamil Ríos, de Rivas. Este es el tercer título de la franquicia, pero los dos anteriores lo lograron fuera. En 2014 en el viejo Estadio Nacional frente al Bóer y el del 2016 fue en Granada contra el Oriental.

El ex bigleaguer Yohan Flande estuvo hermético en la colina para su segunda victoria en la serie, Isaac Benard impulsó cuatro carreras e igualó el récord de 11 en una fina, mientras que Cheslor Cuthbert y Chris Roberson se volaron la cerca para ser el centro de una rayería de 15 hits que dejó sin aliento al equipo de Vicente Padilla.

Flande, ganador de los juegos 2 y 6 de la serie, con 1.84 de efectividad en 14.2 entradas, compartió la distinción de Jugador Más Valioso con Benard, el mejor bateador de la serie con 13 hits y .484 de promedio, y además el más oportuno con 11 carreras producidas.

Los Tigres fracasaron por sexta vez en finales y no pudieron empatar con el Bóer con más títulos obtenidos con cinco.

Padilla dio a conocer una alineación con Pedro Torres como abridor, pero una hora antes de iniciar el encuentro cambió su decisión por Alexander Santana. Se creí que era el turno de Pedro Fernández, quien apareció como relevista en el segundo episodio, tras patinar Santana.

Cheslor prendió la mecha con un cuadrangular por el jardín izquierdo en el cierre del segundo inning y después de dos outs, un hit de Denis Phipps y un boleto a Elmer Reyes se convirtieron en carreras con imparables consecutivos de Gustavo Pierre y Benard, remolcadores de una cada uno, lo que explotó a Santana.

Fernández aguantó un rato, hasta que en el quinto fue atacado. Triple de Alexander Valdez impulsó a Roberson y Cheslor, y luego anotó con triple de Phipps, quien a su vez pisó el plato con un sencillo de Reyes que puso la pizarra 7-0, mientras Flande seguía intocable en la colina.

La defensa de los Tigres se descalabró en el sexto y los Gigantes aumentaron su ventaja a 10-0 y prácticamente solo era cuestión de tiempo para concretar el triunfo.

Juan Carlos González le pegó jonrón a Flande como bateador emergente en el séptimo, pero el veterano zurdo siguió firme, hasta entregar la pelota en el inicio del octavo después de dos outs, para recibir la ovación del público rivense.

Mientras tanto, los Gigantes anotaban una en el séptimo por el proyectil de Roberson y terminaban de darle forma a la paliza con cinco anotaciones en el octavo, con Benard produciendo tres con un doblete con las bases llenas.

Los Tigres hicieron dos en el noveno contra Norman St.Clair, quien finalmente dominó a Norlando Valle en rola por la segunda base para el out 27 y la coronación de los Gigantes.