loader image

Lo Último

El presidente de la Liga de Beisbol Profesional Nacional, Pancansán Arce, y el director técnico de la misma, Juan Diego Cubillo, hicieron una inspección al terreno de juego y la infraestructura del estadio Rufo Marín, de Estelí, que sería la sede de la franquicia Tren del Norte, la cual está trabajando en completar los requisitos para ser admitida como socio de la LBPN.

El pasado lunes 27 de julio, Arce y Cubillo, de la LBPN, junto miembros de la Junta Directiva del Tren del Norte, hicieron el recorrido por el Rufo Marín y estas son algunas de las consideraciones más importantes:

Del terreno de juego, el box tiene un desnivel que debe ser corregido.

El estadio no tiene clubhouse, de modo que tienen que edificar uno por completo para cada equipo y debe contar con al menos tres duchas y tres inodoros, más el área de vestidores.

Un aspecto importante es que los jugadores deben tener una entrada independiente, ya que por el momento entran por la misma zona que los fanáticos.

Se deben construir los bullpens porque en este momento se utiliza zona viva del juego para calentar a los lanzadores. También se debe habilitar un área para los fotoreporteros.

La cantidad de asientos para los fanáticos en el estadio es menor a dos mil, pero la franquicia Tren del Norte dijo estar en capacidad de colocar graderías movibles por los laterales, en donde hay suficiente espacio libre, para ampliar la capacidad de asistencia, en caso de ser necesario.

La barda necesita una malla metálica de color amarillo en las astas para una clara visibilidad de la zona buena a la de foul.

Se necesitan protectores para las prácticas de bateo y los dugouts deben ser acondicionados con cauchos o material anti deslizante en  el piso, el que actualmente es de concreto.

Los camerinos de los árbitros también deben mejorarse y el estadio debe estar equipado con lonas protectoras para lluvia.

Los baños públicos, especialmente el urinario por el lado de la tercera base, necesitan algunos ajustes para brindar un mejor servicio a los aficionados.

Otra observación es construir más cabinas de transmisión, sobre todo de televisión y mejorar la señalización de las vías de evacuación.

Como se observa, son requerimientos mínimos para poder gozar de un mejor espectáculo, brindando mayor seguridad a la afición y los jugadores, y de las que la franquicia Tren del Norte mostró toda la intensión a cumplir. En un futuro cercano, la LBPN hará una nueva inspección para valorar los avances.