preloder

El pitcher derecho Luis Mateo de los Leones de Nicaragua extendió su dominio a la Serie Latinoamericana de Béisbol Profesional lanzando una extraordinaria pelota de ocho entradas sin carreras y solo tres hits permitidos para acreditarse un triunfo 5x0 ante los Caimanes de Barranquilla, que representan a Colombia.

“Damos gracias a DIOS por esta victoria, porque en la vida no hay equipos difíciles, ni fáciles, no existen los enemigos pequeños, por eso hay que seguir ajustando los pitcheos a lo largo del juego”, dijo Mateo al finalizar el encuentro.

Una recta de buena velocidad y un mortífero slider fueron la combinación letal utilizada por Luis Mateo en su apertura ante los colombianos, donde su control estuvo a la altura de las exigencias.

“Mateo es la carta número uno de nosotros, fue el MVP de la Liga, un brazo que pocas veces se ve en nuestra pelota y no había nadie mejor que él para abrir el primer encuentro”, destacó el jardinero central, Dwight Britton.

“Éste torneo será de mucho pitcheo y buena defensa, por eso es importante sacar el partido ante un rival complicado y eso solo fue posible gracias a la gran apertura de Mateo”, mencionó Darián González, quien realizó dos buenas atrapadas.

Las cinco carreras de respaldo, con tempranera anotación de Maykel Cáseres en el inicio del juego y una férrea defensiva cerrando puertas en los momentos que los Caimanes intentaban amenazar fueron vitales para construir este triunfo pinolero.

“La ventaja en el marcador me dio la confianza para lanzar sin temores”, comentó Luis Mateo.

Los integrantes de la manada melenuda siguen demostrando que el juego colectivo es vital para obtener los resultados. “Es súper importante pegar primero, porque hacerlo significa golpear dos veces”, afirmó Marcos Frías, quien lanzó la última entrada.

El manager de los Leones, Sandor Guido, continúa aplicando su filosofía de juego donde todos aportan para conseguir el triunfo. “La confianza que le dan a uno es importante, para mi es una nueva experiencia estar aquí como titular en éste torneo”, dijo Marvin Martínez, tercera base metropolitano.

La misión en Veracruz es seguir jugando con la misma intensidad y calidad que se hizo en la final del béisbol profesional nicaragüense. “No podemos confiarnos de ningún equipo porque si están en este torneo es por algo”, aseveró el jardinero derecho, Keury de la Cruz.

En el desafío de éste domingo 27 de enero el dominicano Manuel Solimán será el pitcher abridor ante México Dos, denominación que reciben los Chileros de Xalapa quienes fueron los subcampeones de la Liga Invernal Veracruzana. El encuentro será a las 07:00 de la noche en el Estadio Roberto “Beto” Ávila de Boca del Río, Veracruz, México.

Managua 26 de enero de 2019.