loader image

Lo Último

Un operativo de siete carreras en la sexta entrada, transformó en una inesperada paliza la victoria de Nicaragua sobre Venezuela, con pizarra de 11-2, con la cual los nicas están cada vez más cerca de conseguir la clasificación al Mundial Sub-23 de México.

Nicaragua llegó a cuatro victorias sin derrota superando a Venezuela, que también iba invicto y el equipo pinolero cierra el calendario de la primera vuelta enfrentando a El Salvador el martes a las 6:00 de la tarde en el Estadio Nacional Dennis Martínez.

La Selección Sub-23 aseguró el primer lugar del grupo A, que tiene como sede Managua, y avanzará a la súper ronda con dos triunfos sin derrota, porque valen los resultados de los equipos que asistirán a la segunda vuelta y los nicas derrotaron a Venezuela y República Dominicana.

En la súper ronda, Nicaragua se medirá a Cuba, Colombia y Panamá. Con un triunfo más se consigue el pase al Mundial.

Nadie esperaba una paliza de este tipo frente a Venezuela, en cuyo roster están 18 jugadores de Ligas Menores y varios de ellos con experiencia en la fuerte liga profesional de su país.

Sin embargo, Jesús López abrió el camino desde el mero arranque, con un jonrón de dos carreras y agregó un sencillo remolcador de una en el tercer inning.

Mientras eso ocurría Shendell Benard estaba fuerte en la colina por Nicaragua, hasta que Venezuela despertó en la cuarta entrada con tres hits y un boleto ante el costeño, para hacer dos carreras que estrecharon la pizarra 3-2. Fue entonces que apareció Sevilla y sus envíos retorcidos y de diferentes ángulos, amarró a los sudamericanos, alcanzando su mejor momento en el quinto inning con un scone de ponches.

Mike Loáisiga impulsó a Luis Montealto en el quinto para ampliar la ventaja a 4-2, la cual tampoco era una garantía, pero en el sexto la tropa pinolera se soltó y convirtió la victoria en paliza.

Omar Mendoza prendió la mecha abriendo la tanda con un sencillo. Aldo Espinoza negoció boleto y ambos corredores avanzaron por un wild pitch. Ismael Munguía recibió base intencional y los costales se llenaron sin out. Un wild pitch del descontrolado relevista Cristian Mejía dio una carrera y otro pasaporte, ahora a Benjamín Alegría, volvió a congestionar las almohadillas.

El zurdo Eudo Florido fue llamado para enfrentar a Isaac Benard, quien descargó un largo triple por el bosque central para impulsar tres carreras y enseguida anotó con el tercer hit en el partido de Jesús López, quien remolcó cuatro en total.

Luis Montealto siguió con doble y Mike Loáisiga negoció base que dejó los costales repletos otra vez. Rodolfo Bone entregó el primer out con un elevado en el cuadro, pero Mendoza siguió la fiesta con un doblete productor de dos que coronó el gran inning.