preloder

Por Martín Ruiz Borge / lbpn.com.ni

(01-02-19).- Un metrallazo de Keury De La Cruz que perforó la antesala y fue a rebotar al fondo del bosque izquierdo, produjo las carreras con que Nicaragua quebró empate en la parte alta del inning 11 y dio la victoria de la coronación 3 carreras a 1 sobre México 1, esta noche en la Final de la VII Serie Latinoamericana de beisbol profesional.

Este es el cuarto título consecutivo que obtiene Nicaragua en la Serie Latinoamericana que organiza la ALBP, segundo que consigue de manera invicta, y se acumulan 12 triunfos seguidos en éstas lides.

En el 2017 con los Tigres de Chinandega se le ganó el juego final a Colombia 4x0. En la sexta edición en Managua en el 2018 el título se ganó con balance 4-0 con el panameño Lenín Picota convertido en el único manager que gana dos Series. Ahora se ganaron siete juegos, con Sandor Guido, que es el primer manager nicaragüense que gana una Serie. La del 2016, que ganaron los Gigantes con el cubano Germán Mesa como manager.

Fue una jornada extraordinaria desarrollada en el estadio “Beto Avila”, donde se superaron muchos contratiempos, como la presencia de cinco árbitros mexicanos, los virajes del lanzador zurdo Jorge Quiñónes, a quien nunca le decretaron balk y atrapó a dos en viraje, la presión local. Hubo duelo monticular, pero los impactos los siguió dando el equipo nica, que tenía su ánimo al cien por ciento y se merecían esta conquista.

Extrañamente, Raúl Ruiz tuvo un ligero descontrol en el primer inning, pero sólo admitió una carrera de una situación que estaba para más. Consiguió el primer out. El segundo bate, Kevin Flores se acreditó infield hit en un machucón a la orilla de la raya de tercera. Eduardo Arredondo le bateó hit al bosque derecho y llenó las bases por golpe a Yadir Drake. Francisco Rivera roleteó a sus manos y forzó a Flores en home, pero le dio base a Eliseo Aldazaba, forzando la anotación.

La respuesta nica fue inmediata. De La Cruz abrió el segundo inning con doble al fondo del left-center y después de dos outs, Edgard Montiel lo impulsó con hit al central. Montiel fue sorprendido en viraje por Quiñónes.

Desde ese episodio, el juego fue de los lanzadores abridores, que se sostuvieron en la colina durante cinco episodios. Quiñónes lanzó para 4 hits y dio un boleto. Ruiz permitió 5 hits y sorteó dificultades en los innings 3 y 5.

Por México, Marcos Quevedo no permitió carrera en 3 innings en los que soportó dos hits y un boleto, cada uno iniciando ofensiva, pero resolvió. El zurdo Abraham Elvira lanzó muy bien en dos innings, hasta que en el inning 11, les fallaron dos de tres relevistas.

En cambio, el pitcheo leonés fue imponente. Willy Paredes relevó durante cuatro innings en los que permitió 3 hits, pero ponchó a seis rivales. Elías Gutiérrez relevó en el décimo, sacó dos outs y permitió un hit, y cerró Ernesto Glasgon con relevo perfecto en 1.1 innings y se apuntó la victoria.

Después de varios intentos fallidos, Nicaragua decidió en el undécimo contra el relevista Esmerlin De La Rosa, que fue el perdedor. Darian González bateó hit al izquierdo y Maykel Cáseres se sacrificó. Pasaron intencional a Adrián Moreno, pero Dwight Britton defendió su zona y terminó ganando la base por bolas. Con casa llena, llevaron al relevista zurdo Mauricio Fuentes para enfrentar a De La Cruz. El duelo lo ganó De La Cruz con doble por la raya del left, para remolcar a González y Moreno, para la diferencia final. Adrián Ramírez cerró el juego por los mexicanos, pero Glasgon cerró imponente.

Hever Gómez falló en foul fly a la inicial, el emergente Santiago González bateó una línea al short y el emergente Rogelio Noris elevó al bosque central, donde Britton atrapó la pelota y de inmediato alzó los brazos mientras los Leones se lanzaban al terreno a celebrar… Nicaragua es Campeón, el cuarto que se consigue.