loader image

Lo Último

Un día por paliza, otro con gran pitcheo y ahora con un poco de suerte. No importa la fórmula, de cualquier manera Nicaragua ha logrado salir adelante en sus primeros tres juegos del Premundial Sub-23 que se desarrolla en nuestro país.

Nicaragua derrotó 7-6 a Brasil este domingo en “muerte súbita”, luego que el viernes vapuleó 22-0 a Perú y el sábado doblegó 2-0 a República Dominicana. Con tres triunfos sin derrota, los nicas se miden a Venezuela este lunes a las 6:00 de la tarde en el Estadio Nacional Dennis Martínez, en una lucha por el primer lugar del grupo. El pase a la súper ronda está garantizado y ahora se busca la clasificación al Mundial.

La victoria sobre Brasil fue asfixiante. A pesar de colocar dos corredores en las bases gratuitamente sin out en el octavo episodio, debido a la regla de la “muerte súbita”, Nicaragua solo pudo anotar una carrera y fue gracias a una mala decisión del receptor brasileño.

Con las bases llenas y un out, Aldo Espinoza dio un elevado en el cuadro que fue decretado infield fly, lo que por regla dio el segundo out, pero la bola no pudo se atrapada por el primera base, así que el corredor de la tercera, Luis Montealto, salió rumbo a home y aunque fue esperado en el plato, el receptor brasileño solo toco la base, no al corredor, quien entonces fue decretado safe, anotándose la carrera de la victoria, porque Brasil no pudo anotar en el cierre del octavo, a pesar de colocar también a dos corredores en las bases, igual que los nicas.

Fue determinante el pitcheo de Yeris González, quien en el séptimo inning permitió un jonrón de Victor Coutinho que empató el juego 6-6 a un out de la victoria, pero que en el cierre del octavo apretó las tuercas y se llevó el éxito.

Aunque Nicaragua abrió el marcador con dos carreras en el primer inning por doblete limpia bases de Jesús López, Brasil tomó el control en el propio cierre del primer con cinco anotaciones contra el abridor Fernando Carmona.

El zurdo Harvin Talavera entró en relevo y contuvo a los brasileños, mientras que un cuadrangular de Ismael Munguía con uno a bordo en el segundo estrechaba el marcador a 5-4.

El relevista brasileño Gustavo Shinya mantuvo la ventaja de una carrera, hasta que en el quinto inning Mike Loáisiga conectó un jonrón con Luis Montealto en circulación para voltear la pizarra a 6-5.

Los relevistas Kevin Ramírez y Shyder García preservaron la diferencia, pero a Coutinho estremeció a Yeris González y fue necesaria la “muerte súbita” para rescatar el triunfo.