loader image

Lo Último

Vencer a Cuba en cualquier categoría de beisbol siempre es una proeza y el zurdo jinotegano Harvin Talavera se ganó un recuerdo para toda la vida, al blanquear 6-0 a los antillanos para clasificar además a Nicaragua al Mundial Sub-23 de beisbol de México y transportar al equipo a la gran final del Premundial que se juega en nuestro país.

Talavera, quien no estaba llamado a ser parte de la rotación de abridores, respondió con una joya de pitcheo de un hit en seis entradas y la ofensiva pinolero lo respaldó desde el arranque, para disfrutar de una noche espectacular en el Estadio Nacional Dennis Martínez.

Nicaragua y Cuba llegaron invictos al duelo sabiendo que el ganador tenía como premio un boleto al Mundial de México.

Nicaragua tomó la iniciativa en el primer episodio ante el abridor Bryan Chi, con doblete remolcador de dos carreras de Omar Mendoza. Anotaron Benjamín Alegría, que recibió boleto, y Jesús López, quien fue golpeado.

Boleto a Isaac Benard y doble productor de Jesús López ampliaron el marcador en el tercero y López anotó después con elevado de sacrificio de Mendoza para un 4-0 temprano, con el cual Talavera se inspiró más en la colina.

Y para evitar cualquier duda en el cierre, sencillo de Mike Loáisiga y doble de Aldo Espinoza en el sexto, se convirtieron en anotaciones con un hit limpia bases de Ismael Munguía.

El zurdo jinotegano salió de juego en el séptimo al golpear al primer bateador y Kevin Ramírez completó la lechada que le dio a Nicaragua su séptimo triunfo sin derrota en el torneo, aunque para la contabilidad de la súper ronda, es el cuarto éxito sin fracaso.

Nicaragua completa la súper ronda el sábado, al medirse a Colombia a las 6:30 de la tarde en el Estadio Nacional Dennis Martínez. No importa quien sea el abridor, todos están inspirados. Talavera lo demostró la noche del viernes.