loader image

Lo Último

Un partido fue el reflejo de toda la temporada. El Tren arrollador y el Bóer arrollado. Los norteños vencieron 22-11 a la tribu en el primero de un doble juego en Estelí, cuyo resultado selló el primer lugar para los ganadores y la eliminación de los perdedores.

El Tren conectó 19 hits, en un festín que incluyó cuadrangulares de Gean Rigby, Willy García y Sandy Bermúdez, y cuatro imparables, tres anotadas y cuatro remolques de Gustavo Pierre. Rugby produjo cinco, García dio tres cañonazos y empujó cuatro, y Fredvil Chevez salió del banco y tuvo espacio para dos hits y tres producidas.

El Bóer también le pegó fuerte a la pelota, con 13 cohetes, dos de ellos a las gradas, de Javier Robles y Ramón Marcelino, mientras Aldo Espinoza seiba de 3-3.

En esa feria de batazos, no hubo espacio para brillar en la colina y los abridores explotaron temprano, tanto así que el zurdo Isaac Silva, del Bóer, solo sacó un out y admitió seis carreras de ocho en total en el primer episodio. Elías Gutiérrez, del Norte, solo aguantó dos episodios y le hicieron tres carreras. Erasmo Reyes fue el ganador en relevo y perdió Silva.

En el segundo encuentro, ya con todo definido, aunque el Tren con la mirada fija en seguir ganando para mantener su espectacular registro, fue superado 8-2 por el Bóer, que utilizó una alineación con puros nacionales.

Aldo Espinoza se fue de 2-2 con jonrón y cinco empujadas, para completar una jornada perfecta al estar de 5-5 en el doble encuentro, mientras que Ernesto Glasgow lograba controlar a la feroz batería norteña, con pitcheo de seis entradas de tres hits y dos carreras. El perdedor fue el novato Erick Rodríguez.

El Tren quedó con balance de 22-5, para sacarle siete juegos de ventaja a los Tigres, cuando ambos equipos le restan cinco partidos. Al tener seguro el primer lugar, los norteños tendrán derecho a elegir de primero en la ronda de refuerzos. Por el contrario, el Bóer lleva 5-22.